Abstract

Os estimo y os amo, hombres de Atenas, pero obedeceré al dios en vez de [obedeceros] a vosotros, y mientras respire y tenga vida, no dejaré de filosofar, exhortando y desafiando a cualquiera de vosotros con quien me encuentre, diciéndole de la manera que acostumbro: “Hombre excelente, tú que eres ciudadano de Atenas, la ciudad más grande y la más famosa por su sabiduría y su poder, ¿no te avergüenzas de dedicarte a amontonar dinero, gloria y poder, sin prestarle ninguna atención a la sabiduría, a la verdad y al mejoramiento de tu alma?” Y si alguien protesta y dice que sí se preocupa, no lo dejaré de inmediato ni me iré, sino que le preguntaré, lo indagaré, y lo probaré. Y si encuentro que no ha logrado la virtud, sino sólo finge que sí, lo culparé por pensar que lo más valioso tiene menor importancia, y que lo que es menos importante tiene más valor.1

Original Publication Citation

“La psicología moral de Sócrates.” Theoria, revista del colegio de filosofía de la FFyL de UNAM 15-16(2003): 53-69.

Document Type

Peer-Reviewed Article

Publication Date

2003

Publisher

UNAM

Language

Spanish

College

Humanities

Department

Philosophy

University Standing at Time of Publication

Full Professor

Share

COinS